Fideicomiso Río Sonora destinó menos del 1% para afectados por derrame

rio

El Fideicomiso Río Sonora, creado para resarcir los daños ocasionados por el derrame de 40 millones de litros de sulfato de cobre en el río que lleva su nombre y Bacánuchi en 2014, gastó 184 mil 954 438 millones de pesos en tinacos y apenas 7 millones 805 mil pesos en atender las necesidades de salud de los afectados por el desastre medioambiental.

El fideicomiso destinó 150 millones 837 mil pesos al Colegio de Ingenieros Civiles de Sonora, 28 millones 614 mil pesos al Colegio de Ingenieros Ambientales y 5 millones 502 mil a Rotoplas, empresa del familiar de Germán Larrea Mota Velasco, Carlos Rojas Mota Velasco, para la adquisición de los tinacos.

De lo destinado a salud, sólo el 10 por ciento del total, ó 7 millones 805 mil 10 pesos, fue otorgado directamente a personas afectadas por el derrame de jales mineros. El resto de lo que debería dirigirse a este rubro, 71 millones 80 mil 280 pesos, se gastó en “acciones de atención y seguimiento médico en la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental de Sonora”, pese a que ésta no es un centro de salud.

1748_rio-sonora_620x350

La cantidad entregada a afectados equivale al .06 por ciento del total de dinero con que contó el fideicomiso (2 mil millones de pesos).

El fideicomiso gastó 32 millones 415 mil 798 pesos de los mil 231 millones 367 mil 946 pesos con que contaba para “una estrategia de comunicación social”. Esta cifra es 4 veces mayor a lo que se destinó para la atención directa a los afectados por el desastre medioambiental.

Esta estrategia de comunicación social se centró en proyección de spots en Cinemex, empresa de Germán Larrea.

Entre los gastos también está un estudio de diagnóstico para remediación de daños, que costó 58 millones de pesos, pero nunca se destinó una cantidad para poner en marcha los resultados.

SDPNoticias.com

Comentarios

comments