Autopsia confirma torturas al militar venezolano muerto

1 min read

El capitán venezolano, Rafael Acosta Arévalo, murió a causa de un “edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, tras ser torturado por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, según el resultado de la autopsia publicado este miércoles.

La autopsia de ley practicada al cuerpo del capitán de corbeta determinó como causa de su muerte “edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado”, según parte del informe compartido en Twitter por el periodista Eligio Rojas.

El término refiere a que Acosta Arévalo fue víctima de aplastamiento, tortura, traumatismo y electroestimulación, según el comunicador, citado por el diario venezolano El Nacional.

Tras conocerse el informe, varios periodistas y miembros de organizaciones no gubernamentales reafirmaron que el capitán fue asesinado bajo tortura, mientras la Asamblea Nacional emitió un comunicado de condena de la actuación de los organismos de seguridad del Estado.

La defensora de derechos humanos y presidenta de Control Ciudadano, Rocío San Miguel, dijo que la autopsia certifica de que Acosta Arévalo sufrió torturas durante su detencion en los calabozos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar, por lo que el delito de los presuntos autores debe cambiar.

El capitán fue detenido el 21 de junio y presentado ante un juez siete días después, el 28 de junio, con visibles signos de tortura, por lo que un juez ordenó remitirlo a un centro hospitalario debido a la gravedad de su estado de salud, sin embargo, falleció el sábado.

El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *