Segunda bomba atómica lanzada contra una ciudad en la historia destruye Nagasaki

1 min read
bomba

Los japoneses se reunieron el día 9 de agosto para decidir la rendición, por petición del emperador Hiroito, pero no les dio tiempo ya que a las 11:02 de ese mismo día la segunda bomba atómica cayo sobre Nagasaki, cuidad situada en una de las islas menores de Japón llamada Kyushu.

El bombardero B-29 “Bock’s Car”, lanzó sobre la ciudad la “fat boy”, una bomba de plutonio, con la capacidad de liberar el doble de energía que la bomba de uranio.

Esta segunda bomba erró en unos 5 kilómetros. Aún así, los muertos se estimaron entre 35.000 y el doble.

Cinco días después, los japoneses se rindieron sin condiciones frente a las fuerzas aliadas. Con ello, la Segunda Guerra Mundial, que había empezado en 1939, se dio por terminada.

El 15 de agosto, el emperador daba a conocer por radio la rendición de Japón.

El 2 de septiembre, día de la victoria sobre Japón, se firmaba la rendición a bordo del acorazado Missouri, en la bahía de Tokio.

Las bombas nucleares devastaron las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Sin embargo, los efectos sobre cada ciudad no fueron iguales, en parte debido a su situación geográfica. Hiroshima estaba situada sobre un valle, lo que hicieron que las olas de fuego y radiación se expandieron más rápidamente y a mayor distancia que en Nagasaki, cuya orografía montañosa contuvo un poco más los efectos de la expansión de la bomba.

Se calcula que en total murieron cerca de 250 mil personas.

Segunda Guerra Mundial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *