Diputados aprueban tope salarial para funcionarios; va al Senado

1 min read
diputados

En San Lázaro quedaron aprobadas las reformas constitucionales para que ningún servidor público, incluidos los de órganos autónomos, ganen más que el Presidente de la República.

Con 318 votos a favor, 12 en contra y 99 abstenciones, el dictamen obliga a los funcionarios públicos a reducir su salario tomando como tope los 108 mil pesos mensuales que gana el jefe del Ejecutivo.

En la modificación propuesta al artículo 116, se establece que las remuneraciones de los servidores públicos en general deben ser adecuadas, irrenunciables y proporcionales a las responsabilidades de éstos, por lo que no deben rebasar el límite de la remuneración establecida para el presidente de la República.

En tanto, otra modificación al artículo 127 se agregó a las “personas de derecho público” y “órganos” a los que la Constitución o las leyes les otorguen autonomía, así lo expuso la diputada Miroslava Carrillo al subir a la máxima tribuna de la Cámara alta.

Destacó que se especifica que sus alcances abarcan a toda persona de derecho público, así como a todo órgano u organismo a los que la propia Constitución y las leyes les otorguen autonomía.

Al participar en tribuna, el diputado de Morena, Pablo Gómez, recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó al Congreso corregir la Ley de Remuneraciones que aprobó el Legislativo en abril pasado, y fijar reglas claras en el que se incluya el tabulador salarial.

Dijo que se cumplirá la solicitud y se establecerán los parámetros que se requieren, pero hasta ahora, no saben qué clase de parámetros realizarán en su momento con la ley que hoy esta controvertida.

Asimismo, afirmó que no se moverá un peso al sueldo del presidente, más el que la inflación.

“Ya no le vamos a subir el sueldo al presidente de la República más que lo indique la inflación, nada más. Le vamos a dar trato ahora sí que de iguales. No nos pueden acusar de que el presidente se está imponiendo un sueldo a sí mismo”, explicó.

El Heraldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *