Furia chilena tira economía

1 min read
chile

La agitación social de Chile ha tenido un impacto más grande en la economía que el megaterremoto y el tsunami que azotaron al país en 2010 y devastaron gran parte de la región central.

El índice Imacec, un indicador mensual del Producto Interno Bruto (PIB), cayó un 5.4 por ciento en octubre respecto al mes anterior, superior a la caída del 4.1 por ciento en marzo de 2010 que siguió al sexto terremoto más grande jamás registrado en el mundo.

Frente a un año antes, la economía se contrajo 3.4 por ciento en octubre, en comparación con el pronóstico de disminución de 0.5 por ciento de los economistas.

Las violentas protestas que comenzaron el 18 de octubre han forzado el cierre de tiendas, paralizaron gran parte del sistema de transporte público y obligaron a muchas personas a reducir sus jornadas laborales. La confianza empresarial ha caído en picada. Los chilenos se despiertan con informes casi diarios sobre tiendas asaltadas, saqueadas o quemadas.

“El colapso de la actividad económica en la segunda mitad de octubre fue del orden del 10 por ciento”, afirmó Sebastián Cerda, gerente de estudios en Econsult Capital, al programa de radio Pauta Bloomberg. “Esto es mucho peor que el colapso que ocurrió a raíz del terremoto”.

El Banco Central de Chile adelantó su próxima decisión de política monetaria en dos días al 4 de diciembre para proporcionar “información oportuna” sobre la economía tras semanas de disturbios.

Los swaps de tasas de interés muestran actualmente menos del 50 por ciento de posibilidades de otro recorte de tasas, luego de que el Banco Central redujera su tasa de política clave al 1.75 por ciento en los meses anteriores.

El terremoto y el posterior tsunami a fines de febrero de 2010 cortaron la electricidad al 93 por ciento de la población, cobraron la vida de más de 500 personas y se sintieron a más de mil kilómetros de distancia hasta el sur de Perú. Con una magnitud de 8.8, el terremoto que fue el sexto más grande de la historia. Aun así, la economía se recuperó en abril mientras se iniciaba la reconstrucción del país. Es poco probable que ese sea el caso actualmente.

“La realidad es que vamos a tener dos trimestres consecutivos de caídas”, comentó Cerda.

El descenso intermensual de octubre en el Imacec fue el más grande desde al menos 1996, mientras que la caída interanual fue la mayor en una década.

El Banco Central citó caídas en la fabricación, al igual que en una gama de servicios que incluyen educación, transporte, restaurantes y hoteles. Con excepción de la minería, la actividad económica cayó un 4 por ciento en octubre respecto al año anterior, también el mayor descenso registrado.chile

El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *