Juez absuelve a Lula y a Dilma de desviar recursos

1 min read
lula

Un juez federal de Brasilia absolvió este miércoles a los expresidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff del cargo de asociación para delinquir, en uno de los varios procesos por corrupción abiertos contra dirigentes del Partido de los Trabajadores (PT) en Brasil. La sentencia absolutoria, firmada por el juez Marcus Vinicius Reis Bastos, también beneficia a los exsecretarios de Hacienda del PT, Antonio Palocci y Guido Mantega, así como al extesorero de la formación progresista, Joao Vaccari.

Los cinco estaban acusados de haber conformado una organización criminal para desviar recursos de la petrolera estatal Petrobras, además de otras empresas, durante los gobiernos del PT, primero con Lula (2003-2010) y después con ­Rousseff (2011-2016), para supuestamente financiar las campañas electorales del partido.

CAUSA MUERTA DE ANTEMANO. La denuncia la levantó el exfiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, poco antes de finalizar su mandato en 2017, y consideraba que los dos expresidentes petistas recaudaron, entre 2002 y 2016, sobornos por un valor de mil 480 millones de reales (unos 352.4 millones de dólares) para las campañas electorales del PT.

Sin embargo, los sucesores de Janot, Raquel Dodge y Augusto Aras, no respaldaron la denuncia de Janot, y finalmente hace dos meses la propia Fiscalía pidió la absolución de los cinco acusados tras reconocer que no existían “elementos configuradores de la existencia de una organización criminal”.

“BUSCABA CRIMINALIZAR”. Sin embargo, el juez Bastos no sólo absolvió a los cinco petistas, sino que afirmó que el proceso tan sólo buscaba “criminalizar la actividad política”.

Esta absolución llega en uno de los nueve procesos que Lula tiene abiertos. El pasado 8 de noviembre el expresidente abandonó la prisión en la que estuvo recluido desde abril de 2018 luego de que la Corte Suprema le autorizara a esperar en libertad hasta que agote todos los recursos a que tiene derecho contra sus condenas.

La Crónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *