Murió El Requinto de Oro, Chamín Correa

1 minuto de lectura
chamin

El legendario Chamín Correa, conocido como el maestro del requinto y uno de los más importantes en América Latina falleció, ayer, a los 90 años de edad debido a un infarto al miocardio, informó el también músico Carlos Cuevas.

“Con profunda tristeza informo que acaba de fallecer mi gran maestro y amigo el requinto de México @ChaminCorrea creador de grandes arreglos musicales y de grandes artistas. QEPD”, escribió en su cuenta de Twitter.

Chamín Correa fundó el trío musical Los tres Caballeros, agrupación en la que también participaron Roberto Cantoral y Leonel Gálvez a inicios de la década de los 50.

Desde hace varios años, Chamín Correa padecía enfisema pulmonar.

Fernando Correa, sobrino de quien en 2010 recibió la Medalla al Mérito Musical otorgada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, fue quien le dio la noticia y está a la espera de conocer el sitio en el que serán velados sus restos.

“Chamín y yo ganamos el Festival OTI en Las Vegas. Fue mi maestro dentro del bolero, grabé cuatro discos con él y cómo no voy a estar triste, es una gran pérdida para la música en México”, comentó.

Recordó que desde hace cinco años comenzó a ver al músico con tanque de oxígeno, pero se mantenía bien, pese a todo y tenía muchos planes para seguir trabajando.

“El mayor legado que nos deja es el requinto de oro que tenía. Fue creador de grandes arreglos musicales dentro del bolero, casi todos los del maestro Roberto Cantoral como La barca y El reloj. También acompañó a muchos artistas, entre ellos Luis Miguel, Rocío Dúrcal, Juan Gabriel y Gloria Estefan”, destacó.

El músico comenzó a tocar la guitarra a la edad de cinco años y junto a innumerables artistas produjo y encumbró grandes éxitos como “Aquel amor”, “Cariño Santo”, “El tren sin pasajeros” o “Mi destino fue quererte”.

En una de sus últimas entrevistas Chamín Correa contó: “me dieron los 80, tuve neumonía, me vi mal. Es cierto que fumé toda la vida, hasta que el doctor me dijo: ‘ya no puede trabajar ni viajar’. Desde hace seis años estoy retirado, no he hecho nada y debo usar oxígeno las 24 horas”.

ContraRéplica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *