Argentina impone cuarentena nacional hasta el 31 de marzo para frenar avance del coronavirus

1 minuto de lectura
argentina

Argentina impuso una cuarentena nacional para detener la pandemia del COVID-19, marcando una de las medidas más estrictas tomadas en Latinoamérica.

A partir de este viernes, a los ciudadanos solo se les permitirá salir de sus hogares para realizar compras esenciales en supermercados y farmacias, indicó el presidente Alberto Fernández.

La cuarentena, que será aplicada por las fuerzas de seguridad, durará hasta el 31 de marzo.

“Seremos absolutamente inflexibles en la aplicación”, remarcó Fernández. “Esta es una medida excepcional en un tiempo excepcional, y aún así bajo el marco de la democracia”.

Fernández ha implementado medidas cada vez más estrictas en los últimos días para contener el brote del coronavirus. El Gobierno ya había cerrado las fronteras, canceló casi todos los vuelos, cerró las escuelas y ordenó una cuarentena de 14 días a cualquier persona que experimente síntomas del COVID-19 o viaje desde puntos ‘calientes’ del virus.

Hasta el jueves, Argentina tenía tres muertes relacionadas con virus y 128 casos confirmados. El 70 por ciento de los casos se encuentran en la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Fernández reconoció que la economía se desacelerará debido al virus y agregó que anunciará medidas adicionales para ayudar a los trabajadores del sector informal en los próximos días.

La cuarentena tiene varias excepciones. Las actividades relacionadas con la producción y el comercio de productos argentinos aún están permitidas. La policía, los militares, los medios de comunicación, los trabajadores de hospitales, los empleados de supermercados y otros grupos también pueden continuar trabajando.

El Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *