Covid-19: Al menos un millón de enfermos y más de 53 mil muertos en el mundo

1 minuto de lectura
muertes

Más de un millón de personas en los cinco continentes han dado positivo en las pruebas del nuevo coronavirus, aunque el número real de enfermos es mucho mayor en todo el mundo, donde la pandemia sigue avanzando y dejando desoladores balances de muertos en países como Estados Unidos y España.

Esta crisis sanitaria sin precedentes tiene a casi la mitad de la humanidad confinada y la actividad económica del planeta entero también parece estar congelada.

Además de las pérdidas humanas, los efectos financieros de la pandemia no se han hecho esperar. En España, hubo en marzo 302.265 desempleados más que en febrero y en Estados Unidos 6,6 millones de personas perdieron sus empleos en una semana.

Según los últimos recuentos de la AFP, al menos 1.035.380 contagios han sido detectados en 188 países y territorios. Pero este número refleja solamente una parte de la realidad ya que hay muchos enfermos que no han sido ni serán oficialmente diagnosticados debido a la falta de pruebas para todos.

Además, el nuevo coronavirus ha matado a más de 53.000 personas. Y no solo a mayores. También muere gente joven y sana ante el estupor de médicos y científicos.

muertesSin poder tocar a su bebé

En todo el mundo, la pandemia hace brotar testimonios desgarradores e imágenes desoladoras.

En España, donde este viernes volvieron a superarse los 900 muertos diarios por coronavirus y el balance total roza los 11.000, una madre infectada dio a luz y aún no ha podido tocar sin guantes su bebé, del que estuvo separada físicamente diez días.

“Él te agarra el dedo, el pobre, y agarra el plástico, pero bueno, ya es un día menos, hay que pensarlo así porque sino te deprimes”, describe Vanesa Muro.

Madrid y Cataluña son las dos regiones más afectadas de España y las urgencias de numerosos hospitales están saturadas, lo que ha llevado a los sanitarios, según numerosos testimonios, a restringir los ingresos y priorizar por quienes tengan mejor historial clínico.

En Wuhan, en China, donde surgió este patógeno, Zhang, de 50 años, vio como su padre moría por coronavirus y desafía ahora a las autoridades.

“No tengo miedo, quiero saber la verdad”, afirma. Como muchos otros ciudadanos exige en las redes sociales la verdad sobre el número real de muertos en China y sobre la manera de gestionar e informar sobre la enfermedad desde que el virus brotó en la ciudad.

El aumento de los balances en Italia y España hace dudar de las cifras oficiales de China (3.318 fallecimientos). Un informe secreto de los servicios de inteligencia estadounidenses citado por varios políticos afirma que Pekín mintió y suministró cifras muy inferiores.

El Heraldo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *