Cayó confianza del consumidor ante mala perspectiva económica