Fallo de Corte podría liberar a miles de presos en Brasil; entre ellos el expresidente Lula da Silva