Gobernador investiga caso de Aguakan