Inician las campañas en la CDMX

inician

La candidata de la coalición Por la Ciudad de México al Frente, Alejandra Barrales Magdaleno, arrancó su campaña a la jefatura de Gobierno, con la promesa de sacar al narcotráfico de la capital.

Frente a simpatizantes del PRD, PAN y MC, congregados en el Monumento a la Revolución, prometió que a la hora de sacar al crimen organizado de la capital empezará por las delegaciones Tláhuac, Cuauhtémoc, Azcapotzalco, Xochimilco y Tlalpan, todas ellas gobernadas por Morena.

Durante el evento prometió justicia a los padres de los niños que murieron en el Colegio Rébsamen, luego de que el sismo del 19 de septiembre pasado provocara el colapso del edificio. Advirtió que no le importa que la acusen de lucrar con la tragedia; esto, para luego lanzarse contra su rival de Morena, Claudia Sheinbaum, al afirmar que los padres de familia “sufren un doble agravio porque no les hemos hecho justicia y porque la responsable de esa tragedia pretende ser jefa de Gobierno, ¡qué poca vergüenza!”.

Reconoció que el proceso de reconstrucción en la ciudad no ha logrado reubicar en sus hogares a todos aquellos que la perdieron por el sismo, por lo que entre sus propuestas está dar celeridad al tema.

Asimismo, prometió construir la red de guarderías más grande del país y mejores sueldos para la policía; así como erradicar las prácticas de corrupción en los cuerpos de seguridad.

politica_cdmx.jpg_1348255499

Por su parte, la candidata a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México por Morena, Claudia Sheinbaum, aseguró que de ganar las elecciones cancelará el contrato del sistema de fotomultas.

Al presentar su plataforma y su equipo de campaña, entre quienes destacan el senador Alejandro Encinas, Marcelo Ebrard y la expanista, Gabriela Cuevas, explicó que su plan de gobierno se divide en cinco puntos: innovación, sustentabilidad, igualdad y justicia, honradez y gobierno abierto.

Sheinbaum aseveró que al hacer un gobierno con “austeridad republicana” se podrían ahorrar al menos 25,000 millones de pesos anuales “para cumplir los propósitos de este programa”, además de que se comprometió a someter a revisión los aumentos de cuotas del Predial y agua.

Aseguró que a los tres años de su gobierno realizará una consulta pública para someterse a la revocación de mandato, “si la gente nos quiere nos quedamos, y si no, no tenemos por que seguir utilizando el gasto público”.

En materia de seguridad planteó duplicar el número de cámaras de vigilancia en la ciudad y modernizar el sistema de transferencia de datos en el C5.

Propuso también dar una pensión universal a los adultos mayores, construir cinco nuevas preparatorias, 300 centros comunitarios de innovación social, principalmente en los lugares de alta marginación e incidencia delictiva.

cdn.expansion.mx

En tanto, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno, Mikel Arriola Peñalosa, suscribió la propuesta de la Contraloría General de la Ciudad de México para evitar que los programas sociales sean utilizados en el periodo de campañas.

Un día antes, tras reunirse con vecinos de la delegación Magdalena Contreras en un comedor comunitario, Mikel Arriola propuso entregar una pensión de 2,500 pesos bimestrales a las amas de casa cuando cumplan 60 años, lo cual en su gestión beneficiaría a 1 millón de mujeres.

Sostuvo que también es urgente garantizar la atención médica de los adultos mayores y surtir sus recetas, por lo que planteó realizar visitas a los domicilios de los sectores más desprotegidos para checar su estado de salud.

Mikel Arriola reiteró que de ganar la elección del 1 de julio otorgará créditos a los jóvenes para obtener su primera vivienda y los estudiantes no pagarán transporte público, pues merecen tener mejores oportunidades.

El Economista

(583)