La nueva ley de vivienda podría reducir la venta de inmuebles

La modificación a la plusvalía que será liberada con la nueva constitución de la CDMX generará desinterés en la venta de inmuebles.

La nueva ley de vivienda vendrá con una modificación a la plusvalía inmobiliaria que la hace parte del gobierno, a pesar de no tratarse de un impuesto según dicen las autoridades,  puede generar un desinterés por vender propiedades en la población y desarrolladores por igual. La nueva ley les traería pérdidas únicamente.

La semana pasada fue aprobada la ley de vivienda, que hace que la plusvalía generada por obras de urbanización pase a ser propiedad del gobierno. La Asamblea Legislativa de la Ciudad de México asegura que lo recaudado se usará para la construcción y mantenimiento de espacios urbanos.

Sergio Rodríguez, profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM asegura: “Como tal no se crea un nuevo impuesto, al menos no explícitamente, sin embargo al decir que está facultada para hacer todas las acciones necesarias para poder recaudar esta cuestión, pues la realidad es otra. Esto bien podría derivar en un gravamen a la plusvalía y lo realmente preocupante es que afectaría tanto a los ciudadanos como a los grandes desarrolladores”.

Los analistas coinciden en que la captación de la plusvalía se traducirá en un alza del precio de los inmuebles, pues los vendedores podrían trasladar el gravamen al costo de la propiedad, es decir, podrán modificar el predial de acuerdo a las construcciones que haya en la zona y podrán cobrar por terrenos ociosos, según explica el socio director de Softec, Eugene Towle.

Hay mucha incertidumbre respecto al tema, pues la ley no deja en claro cómo se aplicará, por lo que se puede interpretar de muchas maneras.

El ejecutivo de Softec añade respecto a esta ley de vivienda: “Cuando tenemos indeterminación, lo primero que sucede es que los inversionistas, que puede ser cualquier persona, detienen sus compras en espera de lo que pueda suceder, entonces se frenan las ventas y lo que nosotros percibimos es que va a haber un periodo de espera donde la gente va a ver qué pasa. La otra cosa son los bancos, quienes se preguntarán cuál es el valor real de la garantía que les estás dando al momento de solicitar una hipoteca”.

elfinanciero.com.mx

 

Comentarios

comments