Militantes del PT se adhieren a la causa de Barrales; serán 100 mil votos

candidatos

Militantes del Partido del Trabajo (PT) en la capital del país se sumaron a la campaña de la candidata de la coalición Por la CDMX al Frente a la jefatura de Gobierno, Alejandra Barrales Magdaleno, con lo que, afirmaron, aportarán al menos 100 mil votos a la ex presidenta nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Al señalar que aún habrá más adhesiones a su proyecto, Barrales Magdaleno afirmó que su cierre de campaña del pasado domingo en el Ángel de la Independencia fue “el más grande que nunca antes hayamos tenido” de una candidatura a gobernar la ciudad, al reunir a 180 mil personas.

“Está claro que vamos a ganar” y esto se confirma, dijo, con la suma de quienes estaban en la indecisión. Agregó que como ya lo había previsto, su llamado al voto útil se está empezando a sentir en el último tramo de la campaña.

En ese acto, Alejandra Barrales recibió el apoyo de los militantes petistas, pertenecientes al sector juvenil de ese partido, quienes le lanzaron porras y corearon su nombre durante el discurso de la candidata, quien manifestó que la idea que Morena ha pretendido “vender” de que la elección ya está ganada es totalmente falsa y prueba de ello, aseguró, fue el mitin que realizó en el Ángel de la Independencia.

Por la tarde, Barrales Magdaleno se reunió con vecinos de la delegación Magdalena Contreras, con quienes reiteró por escrito su compromiso de recobrar la seguridad y sacar al narco de la Ciudad de México.

Por su parte, en entrevista con Crónica en su casa de campaña de la colonia Portales, Claudia Sheinbaum Pardo, abanderada de la coalición juntos haremos historia,  dice que sus prioridades son transporte, seguridad e infraestructura; la movilidad, afirma, será el tema más complicado. Advierte que revisará el tema de los verificentros; “hay algo sucio, algo que no cuadra…pareciera que es negocio de un funcionario”.

La morenista, dice que sus pensamientos ahora ya se están ocupando de la forma en que sacará del deterioro a la Ciudad de México, puesto que el gobierno perredista “se preocupó más por hacer negocios, que por el bienestar de la gente”.

elecciones2018_cdmx-620x330

Admite que no se esperaba un apoyo abrumador de los capitalinos, y atribuye a su sencillez la clave: “la gente ya está cansada del típico político que llega con su camionetota y sus guaruras”… pero, dice, el cariño de la gente la compromete a hacer un gobierno responsable, de calidad.

La morenista explica que los temas torales serán transporte —Metrobús 7, ampliación de la Línea 5, que a su parecer fueron construidos al “ahí se va”—seguridad e infraestructura.

La exdelegada de Tlalpan advierte que revisará el tema de los verificentros porque “hay algo sucio, algo que no cuadra…pareciera que es negocio de un funcionario”.

Entretanto, el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola Peñalosa, no descartó que el primero de julio haya fraude electoral, pues tanto la coalición Por la CDMX al Frente como la de Juntos Haremos Historia están comprando el voto.

El aspirante priísta señaló que más evidencias no puede haber, por lo que su equipo elabora un expediente, que seguramente tendrá que resolver el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. “Hay causas de nulidad muy claras: una es entregar recursos públicos para promover el voto a un candidato de ese propio gobierno”, apuntó.

Dijo que es preocupante que a nadie sorprenda encontrar una camioneta con despensas del Poder Ejecutivo de la ciudad. “Qué le podemos pedir al jefe de Gobierno, (cuando) está operando está elección en favor de Alejandra Barrales, que está hundida en el tercer lugar”, apuntó.

En el centro cultural Roberto Cantoral, el abanderado del tricolor aseguró que al llegar gobierno va a poner un alto al tráfico de permisos de construcción, y auditará las gestiones de los delegados, incluido el de Benito Juárez, que son multimillonarios, porque han cobrado ya sea con dinero o departamentos las autorizaciones para los desarrollos inmobiliarios. “Los voy a auditar, los voy a denunciar y me voy a cobrar con sus propiedades”, apuntó.

La Crónica

(566)