Nace Charles Lindbergh, pionero de la aviación

charles

Aviador e ingeniero estadounidense, considerado como uno de los pioneros de la aviación moderna. Nació el 4 de febrero de 1902, en Detroit (estado de Michigan), y murió el 26 de agosto de 1974, en Kipahulu, isla de Maui (Islas Hawaii). Figura con todos los honores en los anales dorados de la aviación por ser el primer piloto en realizar un vuelo sin escalas a través de Atlántico, los días 20 y 21 de mayo de 1927, entre Nueva York y París. En 1954 ganó el premio Pulitzer con un relato sobre su histórico vuelo titulado The Spirit of Saint Louis (El Espíritu de San Luis).

Miembro de una familia de clase media originaria de Suecia, el joven Lindbergh pasó su infancia y adolescencia en la localidad de Little Falls (estado de Minnesotta) y en Washington D.C, ya que su padre era miembro del Congreso de los Estados Unidos. Educado en la High School de Little Falls, Lindbergh ingresó, en el año 1920, en la Escuela de Ingenieros de la Universidad de Wisconsin. Debido a su temprana vocación como piloto, en su segundo año de estudios abandonó la universidad para ingresar en una escuela de vuelo de Lincoln (estado de Nebraska). El 9 de marzo de 1924, Lindbergh se alistó como cadete en las Fuerzas Aéreas estadounidenses, siendo enviado al campo de aviación de Kelly (estado de Texas), donde pronto se dio a conocer por su energía y valor (se vio obligado a saltar dos veces en paracaídas desde su aparato), y fue rapidamente ascendido a teniente primero y, poco después, a capitán del Cuerpo de Oficiales en la reserva. El 15 de abril de 1925, Lindbergh abandonó el ejército con el objetivo de entrar al servicio de una compañía aérea privada encargada de llevar el correo en la ruta Saint Louis-Chicago, vuelos que llevaba a cabo muy a menudo por la noche en unas condiciones adversas debido a las pésimas condiciones climáticas y a la escasa tecnología de los aviones.

La hazaña del Spirit of Saint Louis

Fue precisamente en esa época cuando Charles Lindbergh decidió optar al magnífico premio de 25.000 dólares ofrecido por el filántropo francés nacionalizado estadounidense, Raymond B Oteig, para realizar un vuelo sin escala desde Nueva York a París. Con la ayuda inestimable de los conciudadanos de Saint Louis, Charles Lindbergh reunió el dinero necesario para construir un avión diseñado por él mismo, adecuado para realizar una gesta semejante, al que llamó en honor de la ciudad Spirit of Saint Louis: un monoplano de 1.025 kilos sin carga, propulsado tan sólo por un motor de 220 CV.

El viernes 20 de mayo de 1927, Charles Lindbergh partió, a las siete horas y cincuenta minutos de la mañana, desde el aeropuerto neoyorkino Roosevelt de Long Island, rumbo a París. Tras un vuelo de 33 horas y 32 minutos, Lindbergh aterrizó en el aeropuerto de Le Bourget, próximo a París, después de volar más de 5.800 kilómetros en solitario, con una media de 188 kilómetros por hora. El vuelo fue realizado sin radio o emisora a bordo y hubo de atravesar zonas de intensa niebla y de perturbaciones atmosféricas. Lindbergh fue recibido a ambos lados del Atlántico como un héroe y su hazaña permitió la apertura de una vía aérea comercial entre América del Norte y Europa.

Junto a varias condecoraciones en Europa, Charles LIndbergh fue distinguido en su país con la Distinguished Flying (Cruz de Aviador Distinguido) y con la medalla de oro del Congreso, tras de lo cual fue promovido al grado militar de coronel de aviación.

Después de su travesía histórica, LIndbergh siguió efectuando vuelos a larga distancia en Europa y América. En agradecimiento al cariño recibido, en junio del mismo año llevó a cabo un raid en el que voló sobre 70 ciudades de los Estados Unidos. También inauguró el primer vuelo oficial Washington D.C-México D.F, invitado por el presidente mexicano Calles, donde conoció a su futura esposa, Anne Morrow, hija del embajador estadounidense, con la que se casó en mayo de 1929.

Convertido en asesor técnico de varias líneas aéreas comerciales, entre ellas la potente Transcontinental Air Transport, en el año 1931 realizó el primer vuelo Washington D.C-Tokio, ruta que abrió por Alaska en compañía de su mujer. En el culmen de su fama y popularidad, Charles Lindbergh comenzó a trabajar en la recién creada compañía aérea estadounidense Pan American Airways, en calidad de presidente del comité técnico.

En febrero de 1932, el nombre de Charles Lindbergh volvió a recorrer todo el mundo, esta vez de forma trágica para la familia, puesto que su hijo Charles Lindbergh Jr, de apenas dos años de edad, fue secuestrado y al poco tiempo hallado muerto. La investigación posterior del caso halló culpable a un carpintero de origen alemán, Bruno Hanptmann, que fue condenado a muerte en abril de 1936. Incapaces, tanto él como su esposa, de soportar la presión de los medios de comunicación, en 1935 se trasladaron a Europa. Charles Lindbergh se propuso estudiar la organización y funcionamiento de las fuerzas aéreas de varios países europeos. Dentro de su programa de visitas, en el año 1936 recaló en la Alemania nazi de Adolf Hitler, donde alabó públicamente la gran calidad técnica de los aparatos alemanes, así como el increíble y meritorio esfuerzo económico hecho por este país para levantar semejante flota aérea. En agradecimiento a tales palabras, Adolf Hitler condecoró al héroe estadounidense y le agasajó espléndidamente todo el tiempo que duró su estancia en el país germano, circunstancia que posteriormente le acarrearía múltiples problemas y durísimas críticas.

De regreso a Estados Unidos, en 1938, Lindbergh se dedicó a recorrer el país dando conferencias en contra de la guerra que se avecinaba y declarando su adhesión al aislacionismo estadounidense. En poco tiempo Charles Lindbergh pasó a ser considerado simpatizante nazi, y renunció a sus cargos y al grado de coronel. No obstante, después del ataque japonés a Pearl Harbour, Lindbergh actuó como técnico civil de varias compañías fabricantes de aviones para el Ejército americano, especialmente en la Ford Motor Company, cuyo dueño Henry Ford también había sido un furibundo partidario de la no intervención armada de su país.

Una vez acabada la guerra, Lindbergh vivió a caballo entre Connecticut y Maui, dedicándose por completo al asesoramiento técnico en la Pan American Airways, para la que diseñó los modelos Lockheed y Douglas. En el año 1948, Lindbergh fue nombrado consejero de la US. Air Force y miembro del National Committe for Aeronautics, además de pertenecer a numerosas compañías como asesor comercial y técnico. En abril de 1954, el presidente Dwight D. Eisenhower reincorporó a Charles Lindbergh al ejército, nombrándole general de brigada en la reserva como premio a todos sus servicios prestados al Estado y devolviéndole la medalla de honor del Congreso que obtuviera en el año 1927.

Junto con su obra The Spirit of Saint Louis, escrita en 1953, y por la que ganó el Pulitzer al año siguiente, Charles Lindbergh escribió varios libros más: We, 1927 (Nosotros); Of Flight and Life, 1948 (En el vuelo y la vida); y Wartime Journals, 1970 (Diario de guerra). En el año 1957, el director de cine Willy Wilder llevó su vida a las pantallas con el largometraje El héroe solitario, papel que interpretó el actor James Stewart.

La web de las biografías

Comentarios

comments