Peña Nieto pagó en EU 95 mdd, el contrato más caro en 30 años para promover turismo

nieto

En la etapa final del sexenio de Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Turismo (Sectur) abrió de lleno las llaves del derroche en un inútil último intento por limpiar la imagen de corrupción y violencia de México.

De acuerdo con un documento inédito, el hoy desaparecido Consejo de Promoción Turística contrató servicios por hasta 95 millones de dólares con la gigante publirrelacionista estadounidense MSLGroup, el contrato más oneroso de un Gobierno mexicano en las últimas tres décadas.

“El presente Contrato se celebra por un monto mínimo de $70,000,000.00 USD (Setenta Millones de Dólares 00/100 Moneda de curso legal en los Estados Unidos de América) hasta un máximo de $95,000,000.00 USD (Noventa y cinco millones de Dólares 00/100 Moneda de curso legal en los Estados Unidos de América)… por los servicios de comunicación integral que permita promover la imagen de México, así como estimular la demanda de productos y servicios turísticos del país en los mercados internacionales, a través de cualquier herramienta de marketing”, estTorruco Márques dijo que los recursos del Consejo, 8 mil millones de pesos al año (420 millones de dólares), se destinarán al proyecto del Tren Maya. La promoción turística se trasladó a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Los gobiernos de Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa justificaron el despilfarro argumentando que una parte de los fondos se usaba para comprar tiempo al aire en cadenas televisivas para la transmisión de publicidad turística en Estados Unidos y otros países. Es decir, los montos estipulados no representan la captación neta de las publicarrelacionistas. Sea como fuese, el gasto fue considerado innecesario por el Gobierno que encabeza López Obrador.ablece el convenio obtenido por SinEmbargo del Registro de Agentes Extranjeros del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El acuerdo entró en vigor el 14 de julio de 2017 y expiró el 30 de noviembre de 2018, unas horas antes de la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de México.

Firmado por César Eduardo Mendoza Núñez, director general para Norteamérica del Consejo de Promoción Turística, el 26 de julio de 2017 en Nueva York, consta de 33 cláusulas y dos anexos. En la cláusula sexta, estipula: “Los pagos se realizarán por servicios devengados, y serán depositados en una cuenta bancaria que el “PROVEEDOR” asignará para los pagos del “CONSEJO”, mediante transferencia electrónica y acreditación a la respectiva cuenta. Los depósitos se harán desde la Ciudad de México y serán cubiertos en Dólares americanos al tipo de cambio vigente en la fecha de pago”.

La Sectur concretó el cuantioso contrato cuando López Obrador ya se vislumbraba como el probable triunfador de los comicios presidenciales que se realizarían un año después. El morenista ganó la elección prometiendo combatir la corrupción y el desperdicio de fondos públicos.

Una de las primeras acciones del nuevo Gobierno federal fue desaparecer el Consejo. Fundado en 1999 como órgano administrativo y descentralizado, el Consejo de Promoción Turística se desempeñaba como brazo propagandístico de la Secretaría de Turismo, cuyo titular era Enrique de la Madrid Cordero.

El 6 de diciembre pasado, Miguel Torruco Márques, Secretario de Turismo, anunció la liquidación del Consejo y de todos sus anexos como “México/Marca País”. “Desaparecen todas las oficinas en el extranjero, no solamente del Consejo, sino de todos, vamos a adelgazar el gobierno. Como veníamos [haciéndolo] es muy cómodo, aprieto un botón, hacemos la feria, hacemos esto y nos endeudamos otros 12 mil millones de dólares… vamos por un cambio”, afirmó el funcionario.

Torruco Márques dijo que los recursos del Consejo, 8 mil millones de pesos al año (420 millones de dólares), se destinarán al proyecto del Tren Maya. La promoción turística se trasladó a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Los gobiernos de Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa justificaron el despilfarro argumentando que una parte de los fondos se usaba para comprar tiempo al aire en cadenas televisivas para la transmisión de publicidad turística en Estados Unidos y otros países. Es decir, los montos estipulados no representan la captación neta de las publicarrelacionistas. Sea como fuese, el gasto fue considerado innecesario por el Gobierno que encabeza López Obrador.

Economíahoy

Comentarios

comments