Reciben dos astrofísicos mexicanos premio Hans A. Bethe 2012

Los astrofísicos mexicanos Silvia Torres Castilleja y Manuel Peimbert Sierra recibirán el Premio Hans A. Bethe 2012, en la reunión de la Sociedad Americana de Física (APS, por sus siglas en inglés), a celebrarse del 31 de marzo al 3 de abril próximos, en Atlanta, Georgia.
 
Esa sociedad, la segunda mayor organización de físicos en el mundo, con sede en Nueva York y Washington, otorgó el Premio Hans A. Bethe a Torres y Peimbert por sus trabajos en la determinación del helio primordial y en otros elementos de la tabla periódica para establecer sus implicaciones cosmológicas.
 
Además, por haber puesto una restricción fuerte a la cantidad de masa bariónica en el Universo.
 
En un comunicado, la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) señaló que es la primera vez que este reconocimiento se concede a científicos no radicados en Estados Unidos y también se entrega, por primera ocasión, a una mujer.
 
El Premio Hans A. Bethe se otorga desde 1998 a quienes han hecho contribuciones importantes en astrofísica y física nuclear en investigaciones vinculadas a las reacciones nucleares y a la formación de nuevos elementos. Hasta la fecha han sido 16 los científicos galardonados, incluidos los mexicanos.
 
Los investigadores eméritos del Instituto de Astronomía de la UNAM y miembros de la AMC viajaron a Atlanta, Georgia para recibir el premio que consiste en un estímulo económico de 10 mil dólares y un certificado en el que se indica la razón por la que fueron elegidos.
 
Durante su estancia en Atlanta, Manuel Peimbert presentará la ponencia “La abundancia de helio primordial” como conferencista en la sesión invitada “Nuevas estrellas en astrofísica”, el lunes 2 de abril.
 
A su vez, Silvia Torres recordó que desde hace muchos años lleva a cabo investigaciones junto con Peimbert Sierra sobre la composición química de las galaxias y estrellas, específicamente en la determinación de lo que se llama el helio primordial.
 
Puntualizó que con esto han hecho cálculos muy precisos sobre su abundancia los cuales, a su vez, han dado mayor solidez a la teoría de la Gran Explosión del Origen del Universo.
 
Fuente: Notimex

(21)