Trabaja López Obrador en proyecto de seguridad

El aspirante a la Presidencia de la República por el llamado Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo hoy que la guerra contra la delincuencia implica atender las causas que la originan.

Luego de asistir a una reunión con Bernardo Bátiz Vázquez, explicó en conferencia de prensa que el tema central del encuentro fue cómo garantizar a los mexicanos la tranquilidad y la seguridad pública, uno de los problemas que más preocupa a la gente, junto con la falta de trabajo.

Aseguró que para serenar al país, “nosotros tenemos una propuesta que consiste en atender las causas, que haya trabajo, bienestar, atención a los jóvenes y al mismo tiempo que se pueda garantizar la tranquilidad y seguridad pública poniendo orden y combatiendo la corrupción”.

Además, profesionalizar a la policía aplicando una política conjunta y coordinada con un mando único, y atendiendo el problema de la inseguridad y la violencia.

Entre sus proyectos, mencionó convencer a la gente de que no es con la violencia como se debe enfrentar la violencia, “el mal no se puede enfrentar con el mal, es como querer apagar el fuego con el fuego y es lo que han venido haciendo y ya sabemos los resultados”.

En este caso, dijo, el plan es que “va a haber una política distinta, nosotros, más claro, vamos a parar la guerra, y va a haber procuración de justicia, no vamos a usar esta estrategia (de violencia) porque no da resultado, va a haber trabajo y vamos a combatir la corrupción y vamos a serenar el país”.

Por su parte, Bernardo Batiz aseveró que el proyecto que se presentó entre abogados, estudiosos del derecho y defensores de derechos humanos tiene una línea básica que coincide con la propuesta de López Obrador de serenar al país.

Lo que se propone básicamente es “pasar de una guerra donde hay enemigos a una procuración de justicia con sentido humano, con rigor a los que cometan delitos”, pero considerando que los principios constitucionales de reinserción social y presunción de inocencia están vigentes.

Agregó que el exceso en el uso de la arbitrariedad y de la fuerza sin los límites que debe dar la ley “nos va a llevar a mayores problemas, a mayor costo social en vidas, en disolución de la colectividad y por tanto la procuración de justicia con sentido humano debe sustituir plenamente a este concepto de guerra”.

Fuente: Notimex

(12)