Trabajar con nuestras bacterias para detener las infecciones

bacterias

Los beneficios de los antibióticos para la salud humana y animal son indiscutibles. Sin embargo, a medida que los microbios se han vuelto cada vez más resistentes, los científicos se han visto obligados a buscar nuevas soluciones para la creciente crisis de la resistencia, recurriendo incluso al uso de microbios y trasplantes fecales. En una nueva investigación, científicos de la Universidad de Oxford, liderados por Charlotte Rafaluk-Mohr, han desarrollado un enfoque basado en relaciones co-dependientes positivas entre huéspedes y bacterias, denominadas mutualismos. Estas relaciones bacterianas desarrolladas en laboratorio demuestran cómo los microbios pueden trabajar con sus huéspedes para prevenir las infecciones.

Las relaciones de mutualismo entre el huésped y el microbio existenn en la naturaleza en todas las plantas y animales, incluidos los humanos. El beneficio mutuo proviene del huésped que se beneficia de la protección de las bacterias, y las bacterias se benefician de que el huésped sea un entorno de vida saludable.
El estudio, publicado en Evolution Letters, señala que estos mutualismos defensivos del huésped y el microbio podrían evolucionar desde cero para proteger contra el ataque de parásitos dañinos e infecciosos.

El equipo rastreó la evolución de un gusano nemátodo y una bacteria intestinal (Enterococcus faecalis) con el potencial de proteger contra una infección bacteriana más patógena. Después de solo unas pocas semanas de evolución, los cambios en las bacterias y en el intestino del gusano dieron como resultado que las especies trabajaran juntas y finalmente forjaron una alianza mutuamente beneficiosa, protegiéndolas a ambas del ataque de parásitos. El efecto solo se observó cuando el hospedador y la bacteria intestinal coevolucionaron en presencia del parásito.

“Nuestro estudio – explica Rafaluk-Mohr en un comunicado – muestra que la protección de los microbios intestinales es un beneficio que se fortalece y corresponde cuando tanto el microbio como el huésped evolucionan juntos. Las bacterias evolucionaron para volverse más protectoras y, a su vez, los hospedadores evolucionaron para permitir una mayor colonización por E.faecalis. Evolucionar para permitir que las bacterias protectoras colonicen y ayuden podría ser un medio común de defensa contra enfermedades infecciosas”.

Revista Quo

Comentarios

comments