Un club de lucha para discapacitados, peleas cada semana.

Cada semana se enfrentan discapacitados en peleas cuerpo a cuerpo desde hace mas de 20 años.

La ciudad de Tokio, Japón, alberga un club de lucha para discapacitados, el evento se celebra semanalmente en el interior de una bodega desde hace más de 20 años. Los luchadores se caracterizan por sus discapacidades físicas y mentales, pero éstos desafían el significado de aquella palabra al lucha contra personas que no sufren afección alguna.

El documentarista neozelandés Heath Cozens quiso estudiar este club de pelea llamado Doglegs. Al principio no le hacía mucha gracia ver a discapacitados enfrentarse a personas con sus capacidades intactas, pero tras unos días de convivencia con los luchadores cambió de parecer.

“Cuando lo vi por primera vez me sentí tan incómodo que casi quería reír de los nervios. Pero me sentí mal por querer reírme de personas discapacitadas, entonces me sentí avergonzado. No podía entender si era explotación, entretenimiento o algo bueno de verdad” dijo Cozens.

Después de un tiempo comprendió que esta era la forma en la que los discapacitados le gritaban al mundo que no eran menos que otros. A pesar de los prejuicios y las dificultades en sus vidas, Doglegs les daba un escape de esa dura realidad, aquí la discapacidad es el centro de todo.

El documental es estelarizado por Sambo, el fundador del club, fue él quien convenció a su cuidador de formar Doglegs para que otros discapacitados pudieran entrar. Ahora hay 40 luchadores inscritos. Cada semana centenares de personas llegan a ver el espectáculo, la gran mayoría de los espectadores son también discapacitados..

Los luchadores son divididos en cuatro categorías: los que luchan a ras de piso, los que lo hacen sentados, los que están de pie y los de categoría libre. Esta última tiene la especial regla de que los luchadores deben permanecer atados, pero a veces las reglas son pasadas por alto y a nadie le preocupa realmente.

A pesar de la labor del documentarista, poco países lo admitieron por calificarlo de dañar la sensibilidad en lugar de ver que el club de lucha para discapacitados se trata de la discapacidad misma luchando contra los prejuicios de la sociedad.

playgroundmag.net

 

Comentarios

comments